página anterior

 

PDF Imprimir E-mail

Galgo Afgano. Cuidados básicos de peluquería.

El galgo afgano es una raza de pelo largo y fino al cual no le afecta la muda; además, su piel y su pelo no desprenden olor alguno.

Para su cepillado, utilizaremos un cepillo de púas metálicas y un peine de metal con púas anchas. Tendremos mucho cuidado de no utilizar la carda para no partir el pelo. Si apareciera algún nudo, intentaremos abrirlo con los dedos o con la tijera cortaríamos el nudo en el sentido del pelo. Para proteger los flecos de pelo de las orejas, podemos ponerle una cofia en la cabeza; de esta forma, evitaremos que se formen nudos en los flecos.

El baño se puede realizar todas las veces que sea necesario e incluso semanalmente.

Para ello, usaremos un champú para perros del tipo neutro y para restaurar la grasa de la piel, aplicaremos un buen acondicionador. 
Nunca utilizaremos champú para humanos, debido a la diferencia del ph de la piel. En el hombre, el ph es de 5,5 (ácido) y en el perro, el ph es de 7,5 (básico). Sólo conseguiríamos resecar la piel produciéndole picores y un mal lavado.

Los oídos se limpiarán con un algodón humedecido en un producto específico para limpiar oídos.

Las uñas de deben recortar si es preciso con la ayuda de un profesional de la peluquería o veterinaria.

El galgo afgano debería acudir a una peluquería canina una vez al mes.

Peluquería canina PELITOS
c/Corona de Aragón,41
Zaragoza 976 560 335

http://www.pelitospeluqueria.es

 

  página anterior

Pelitos peluquería canina utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegaciaón por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.